Nuestro Credo:


Nuestra regla de Fe:
En este ministerio hay normas escriturales que seguimos para honrar a Dios en todo y respetar los estatutos de su palabra. En esta observancia de la misma se han establecido las creencias que se afirman mediante esa infalible palabra de Dios.
n
Acerca de la salvación:
  1. Creemos que la salvación eterna que Cristo obtuvo en la cruz del Calvario por su muerte y resurrección, es para siempre y no se puede perder. El creyente en Jesucristo es salvo para siempre.
     
  2. Creemos que Cristo por medio de su muerte y resurrección quitó de en medio el pecado de una vez y para siempre. Nada puede separar al creyente de Dios en cuanto a salvación eterna se refiere.
     
  3. Creemos que Cristo quitó de en medio el pecado para salvación eterna, y también condenó al pecado en la carne del hombre.
     
  4. Creemos que aunque la salvación eterna no se pierde, sí se puede perder la comunión con el Espíritu Santo, el gozo, el ánimo, la limpia conciencia, y la comunión con los santos.
     
  5. Creemos que en la muerte y resurrección de Cristo, y mediante esa sola ofrenda, el creyente fue justificado, santificado y redimido de una vez y para siempre.
     
  6. Creemos que la salvación no depende en nada de la obra del hombre, pero también creemos que el creyente está llamado a vivir una vida apartada de las obras de la carne, no para ser salvo, sino porque es salvo y para no apagar y contristar al Espíritu Santo.

Respecto al pecado:
 

  1. Creemos que el pecado no puede separar al creyente de la salvación eterna, pero sí debe andar en el Espíritu, pues no haciéndolo, puede contristar al Espíritu Santo que mora en él.
     
  2. Creemos que el creyente está llamado a vivir una vida apartado de las obras de la carne, no para ser salvo, sino por causa de que es el templo del Espíritu Santo comprado por Dios en el cual ese creyente es mayordomo.
     
Con referencia a la predestinación y el diablo:
 
  1. Creemos que los hijos de Dios fuimos predestinados para ser santos y sin mancha delante de Dios desde antes de la fundación del mundo.
     
  2. Creemos que los hijos de Dios fuimos escogidos por Dios para salvación y esto no dependió en nada del hombre. Fue una iniciativa únicamente de Dios.
     
  3. Creemos que también hay otros que fueron destinados para perdición. La biblia los llama cizaña, hijos del diablo y vasos de ira.
     
  4. Creemos que en la muerte de Cristo, el diablo fue destruído y lo que queda que se identifica como "diablo", son las obras que todavía cabalgan en la mente carnal del cuerpo pecaminoso carnal en que vivimos el cual fue echado fuera en la circuncisión de Cristo.
Respecto a Las Escrituras:
 
  1. Creemos que toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, corregir e instruir al creyente en justicia.
     
  2. Creemos que Mateo, Marcos, Lucas y Juan son libros históricos inspirados por Dios para relatar las palabras y obras de Cristo en los días de su carne y que además en esos libros se encuentran palabras de verdad y aún proféticas que todavía aplican en el nuevo pacto.
     
  3. Creemos que el evangelio de la gracia de nuestro Señor Jesucristo le fue revelado al Apóstol Pablo para que fuera predicado a los gentiles.
     
  4. Creemos que Dios escogió y envió a los demás apóstoles a predicar el mismo evangelio de la gracia de Jesucristo pero a los judíos.
     
  5. Nosotros no menospreciamos a ninguno de los apóstoles judíos ni a sus escritos en las sagradas escrituras. Sencillamente no aplicamos aquellas costumbres que como a gentiles no nos pertenecen.
     
De algunas otras verdades escriturales en general:
 
  1. Creemos que al que Dios toma por hijo, a ese disciplina, corrige y azota.
     
  2. Creemos que Dios ha preparado buenas obras de antemano para que sus hijos caminen por ellas.
     
  3. Creemos que Cristo siendo rico se hizo pobre, para que nosotros por su pobreza fuésemos enriquecidos.
     
  4. Creemos que por medio de la llaga de Cristo en su muerte, fuimos nosotros curados.
     
  5. Creemos que Dios ha creado ángeles, que son espíritus ministradores para servicio a favor de los herederos de la salvación.
     
  6. Creemos en el misterio de la piedad, que Dios fue manifestado en carne, y que Jesucristo es el Señor y Dios.
     
  7. Creemos que cada uno de los escogidos de Dios comparecerá ante el tribunal de Cristo para recibir de acuerdo a lo que hizo mientras estaba en el cuerpo sea bueno o sea malo para recibir recompensa pero no para decidir si es salvo o no por sus obras porque la salvación es un don gratuito de Dios.

Notas finales...

Si usted desea más clarificación en cualquiera de los puntos doctrinales arriba mencionados, nos puede contactar y con mucho gusto le proporcionaremos razón por cuales sean los puntos
en que desea clarificación.


Presione aquí para contactarnos